18 de febrero de 2013

Catnita Woman Gurú.



En el último episodio, Paquita se armaba de valor para librarnos de la amenazante órbita de un asteroide. Gracias a una magistral sesión de coaching al meteorito, nos libró de giros indebidos en nuestro habitual trayectoria universal.

No había coincidido con su amiga Catnita desde su regreso a la Tierra, por lo que, tras varios días de reconfortante reposo, ya fresca, lozana y cuerda, decidió llamarla, para tomar un cafelito, brebaje que tomaban por rutina nescafeinado, en horas vespertinas, tras ingerir tres pastillas: la del azúcar, la de la tensión y la del dolor pasajero.

Su amiga no contestó a su incesante llamada, hecho que alertó sobremanera a nuestra heroína ya que Catnita era de las que colgaba el móvil al primer tono del fijo. Sin dudarlo un segundo marchó a casa de la pies de gato.

Ya allí, tocó el telefonillo tres veces seguidas, fruto de la impaciencia que la caracterizaba y quizás también de un terrible temor y al no obtener respuesta, decidió subir, patio de luces arriba, apeada sobre su carrito sideral. Si algo no le fallaba a nuestra permanentada amiga era su séptimo sentido, superpoder adquirido de nacimiento, fruto del amor entre un sexto sentido hiperdesarrollado y una cabellera de rizo ultrasensorial.

 El abandono en casa de Catnita era evidente, su amiga se había esfumado en oscuras circunstancias, ya que en iluminadas no hubiera dejado sin fregar los platos.

La llamó a gritos por todas las habitaciones, hasta que un hilo de voz contestó:

-Aquí Paquita, ayúdame...
-Pero ¿dónde estás chiquilla?
-En el portátil niña...mira en el portátil...

En él, pudo ver Paquita a su amiga. Catnita se había convertido en Gurú Social Media.

Bajo ella colgaba una bio repleta de hashtags...y humo:

Catnita Woman
#socialmedia #apasionada #reinventándome #feliz #emprendiendo que es #gerundio

Aquella bio era cegadora a la par que poco original. Cuenta la leyenda que si lees más de tres bios similares seguidas, el ordenador te embebe, y donde antes había células ahora te crecen pixeles.

-Pero Catnita, amiga mía...¿qué te ha llevado a esto?

-Niña, no lo sé, publiqué las 15 reglas para ser una heroína de a pie, me metí en un bucle de normas: que si las diez básicas para andar por paredes a 90 grados; que si las siete imprescindibles para ser un ama de casa influyente; que si los 20 pasos necesarios para dar una veintena...cree una cuenta en el twitter, empecé a escribir con una almohadilla delante de toda y cada una de mis palabras dentro de 140 caracteres y cuanto más indescifrables eran mis mensajes más seguidores tenía...el día que publiqué  una infografía con las 10 normas básicas para hacer la cama perfecta la pantalla del ordenador me tragó.

-Y cómo se está en esa esfera?

-Pues mira, Paquita, me tratan bien, la vida del gurú es dichosa...eres una especie de celebrity que está en todos los saraos, todos tus discursos deben contener unas palabras clave entre las que no puede faltar "las claves del éxito", y el resto es darle pericas al olmo, lo que viene siendo ruido, cuanto más hagas, más se piensan que sabes los que no saben nada.

-Entonces, ¿te saco o no te saco?

-Mujer, es que me he dejado las pastillas de la tensión encima de la mesa...mira que si me da un parraque y me quedo pixelada de por vida...o de por muerte...

-Pues mira Catni...en estas no me imaginaba yo...me he visto montada sobre bucles, he desviado meteoritos....pero desembeber y desengurizar, todavía no lo he hecho.

-Si quieres te doy las tres normas básicas...

-Catnita!!! expulsa los pixeles que hay en ti!!!

No fue fácil la tarea, tuvieron que sacar la olla de las pociones mágicas y echarle unos cuantos algortimos, cuarto y mitad de sentido común y una pizca de hashtag...y como resultado, una Catnita desembebida transformada en código html. Para hacerla revivir en carne y hueso, Lucio Caminante del Cielo, nieto de su amiga Paquita Cuchillos, informático en sus ratos libres, necesitó una tarde y parte de la noche.

Catnita está convalenciente, de vez cuando expulsa tres reglas básicas y unas palabras clave pero mejora favorablemente...poco a poco está logrando un posicionamiento mediocre con la esperanza de resultar invisible ante cualquier buscador.




Inspirado en esta entrada de Accidental Mente .









14 comentarios:

  1. Ufff, qué miedo me ha dado la experiencia de Catnita... Espero que esto no nos pase a nosotras porque, por lo que veo, no estamos para nada libres de ese terrible mal del pixelamiento. Como escarpias, Mari, como escarpias.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si?...miedo da si te quedas pixelado, pero ha sabido salir...o la han sabido sacar...bueno voy a parar.

      Eliminar
  2. siusvaisacagar
    http://desbloggeando.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Catnita tiene arreglo porque todavía no ha llegado a la fase de "endiosamiento", que si no, ni paquita la saca de ahí!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja! Es que lo del desengurunamiento tiene mucha tela...Suerte que Paquita vale para un roto y un descosido y los pixeles a ella, plin ;)
    Genial, absolutamente genial!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ella esto de quedarse a cuadritos, como que no :P

      Eliminar
  5. Esto solo se te puede ocurrir a ti, yo ando también despixelada..ahh no es despigmentada, y es cosa de la edad..no será lo mismo, no??
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja...no nena, para pixelarte primero te tiene que embeber una web mínimo XD

      Eliminar
  6. Jajajaja. Lo malo de los Gurú Social Media es que dejan de hablarte. Ya solo se puede comunicar uno con ellos vía Pio Pio, Caralibro o lo que sea....

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que yo diga, dejas de hablar con alguien con células en la cara para teclear con alguien que tiene cuadraditos...y eso si te contestan, que cuenta la leyenda que hay más de un gurú tan entarimado que jamás te contesta por considerarte...o no considerarte, pues menudos son los gurús para sus considetaciones...

      Eliminar
  7. Hola guapa,te comento ahora q tengo un ratillo,antes de comer,lo primero: a mi me pasa igual q a Catina con las redes sociales,estoy para q me lo miren,te cuento,no tengo blog,pero sigo a gente y pongo mis comentarios,ya casi no paso por Twuitter porq mi tf nuevo esta en reparacion y estoy utilizando el de mi marido,y el no lo quiere instalar,no tengo facebook pero si Instagram y he de reconocer q me ha enganchado,a dia de hoy tengo 146 seguidores,a los q les gustan mis fotos y alguno q otro me deja algun comentario,y eso aunq este mal en decirlo alimenta mi ego.Total q voy a la caza y captura de la foto perfecta,original o graciosa y cuando voy andando por la calle mis ojos no ven el paisaje o la gente como si nada,miran mas alla,lo dicho estoy para q me encierren ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decía yo que no te leía, aunque ando últimamente un poco liada y no entro mucho al twitter del blog...en cuanto al ego, al que no le alimente un comentario, seguidor, o mención, es que no sirve para el mundillo 2.0, en cierta forma, algo de egocentrismo se sufre...pero se comparte...ah, esto también se pone en las bios con hashtag y queda muy chuli #compartir, jeje

      Eliminar
  8. Madre mía que despliegue de escrito...
    Ando un poco perdida pero si mi intuición no me falla muchos acabaremos pixelados. Esto hay que pararlo.

    Desconectar para conectar

    Moaggssf

    ResponderEliminar