11 de noviembre de 2013

La segun.


Los Chichos.

El del medio de los Chichos, a mí, no se me ha aparecido en sueños, pero ser la del medio, es posible, que haya sido la mayor de mis pesadillas.

A ver, ser "el del medio" es duro y no en todos los casos es igual, se mide y gradúa por hermanos compartiendo la misma posición  (el del medio de tres no es igual que los del medio de cuatro y sucesivos) y por variedad de sexos en el escalafón a ocupar, no será los mismo ser la del medio de tres hermanos o al revés que el/la del medio de tres mozos/as, respectivamente. En esta entrada de hoy os lo voy a explicar...si es que la infinita desazón de ocupar mi puesto de mediana y la dificultad para hacerme entender me lo permite.

La del  medio de dos mozos será siempre "la niña"; el del medio de tres niñas será el tesorete de mamá, la del medio de un niño y niña será la mayor de las niñas o al revés...pero ser la del medio de tres chicas (mi caso) te lleva, de por vida, a una continua búsqueda de identidad, de buscar tu lugar en tu mundo (leáse familia), de intentar tener voz...o por lo menos que se te oiga, y de que siempre te presenten de la misma manera: Es mi Yolandica...la del medio (como si este dato fuera imprescindible para el interlocutor) que siempre contestará con un "Ah, la del medio" (importándole un pimiento).

Ser la del medio de tres chicas o chicos, implica, que eres el grano en el culo, la cojonera, la enemiga, la chillona, la nota. Te pelearás a dos bandas, con la mano izquierda zurrarás a la adorada y responsable hermana mayor, y con la derecha pellizcarás a la consentida de la pequeña, ser la archienemiga de ese dúo fuerte de lazos indestructibles que formará la mayor y la pequeña...y lo que es peor, estar en medio de la pelea y ser el centro de todas las riñas.

Si hay alguna ventaja en ser "la del medio" es que te curte...a hostias y a independencia en el paralelo mundo de el "del medio", lo que viene siendo el mundo de las hostias.

La segunda aprende a competir desde que le destronan de su papel de chiquitita, siempre demasiado temprano para asumirlo. Los del medio tenemos el agrio triunfo de una plata, de ser subcampeón...ni disfrutas los laureles del oro, ni la alegría del bronce por estar en el podio.

Pero ser el "del medio" une, con otros "medianos" claro y llegaremos SIEMPRE a la misma conclusión, qué difícil es ser "el del medio de los Chichos...o de las Chichas". 

Y tú...¿qué opinas?...¿Piensas que hay aún hay un lugar peor?...No te cortes, compártelo en Babia.



Entrada inspirada por este genial post de La Tigre.

23 comentarios:

  1. Yo soy hija única, así que poca información en primera persona puedo dar, pero las segundas de tres que conozco son peleonas de las buenas, jajajaja! Será por supervivencia! :D
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supervivencia pura y dura, así es. Muacks!!!

      Eliminar
  2. Pienso igual que Mo, yo soy la mayor y mi hermana la pequeña, pero mi Futuro es el mayor de enmedio de los cuatro... que complicado jejeje y al igual que su hermano (el tercero) es un superviviente..
    El mayor y el pequeño son harina de otro costal.... uno es un mimadito de mamá por ser el mayor y el otro es el mimadido de mamá (y de papá, y de los hermanos, y de una servidora) por ser el pequeño jejjee.
    ¿Un lugar peor? Supongo que tiene que ser entre hermanos... no sé, solo tengo una.

    Eso si, ser la mayor trae muchas ventajas jijiji
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser la mayor tiene que ser un rollo por el tema de la responsabilidad...pero qué bien mirados que estám XD

      Eliminar
  3. Tus hermanas son un encanto, mujer. Yo, como le llevo muchos años a mi hermana, me crié más como hija única que como hermana mayor y, si bien tampoco me suponía un trauma, también a veces jugaba a que tenía como siete hermanos y que aquello era una casa de locos. Lo que me va a mí un sarao, oye. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que son un encanto no lo voy a discutir, pero en la selva de la infancia, el encanto se camuflaba. Besos!!

      Eliminar
  4. Yo soy la odiada por todos los medianos del mundo, la pequeña y la única niña!
    Pero vamos, que mi hermano, el del medio, se llevaba todas las broncas, oprque se las ganaba! Ahora que lo miro en la distancia, seguramente sea lo que cuentas, que estaba buscando su lugar en el mundo. Pero me zurraba a mi, zurraba al mayor y si nos uníamos, entre los dos zurrábamos al mayor. Vamos, que él siempre estaba en todas las salsas!!
    Y en mi defensa diré, que es muy duro, ser la pequeña, después de dos chicos. Durísimo!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu hermano se llevaba las hostias por ser el "del medio" y esto es una verdad grandísima...estaba en todas porque todas les llegaban a él.
      Y no creo que sea duro ser pequeña...pero si os libráis de todo...y vais con el caminico hecho por los anteriores...no te digo ;)

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Yo soy la mediana, entre un chico y una chica, y tampoco está muy bien que digamos el puesto...Yo siempre he dicho que mi sitio es el peor, al mayor le miman por ser el único chico y a la pequeña por ser la pequeña...no sé, esa ha sido siempre mi percepción...supongo que cada uno siempre cree que le toca el peor puesto, no?
    cuentosdeamatxu.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valoremos...ser la segunda de tres es un rollo...pero en tu caso hay un ligero matiz, y es que te distingues entre la prole...eres la mayor de las chicas, y el título de mayor abre puertas, querida amiga.

      Eliminar
  7. Querida amiga, yo no soy la de enmedio...soy la mayor de tres y única chica. Pero creeme reina mora: sé lo que estás describiendo. LO SE. POrque tengo un Eduardo, el del medio... y algunos dias se me ocurre un sitio peor: ser la madre de "el del medio", jajajjajajja que va a acabar conmigo a base de hostiar a dos manos al chico y al grande.....
    Creo que hoy le has puesto voz a como se ve él... asi que te tengo que dar las gracias.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajaj, mi querida niña sureña, cuánto arte hasta para dar miedo. ¿pues sabes qué te digo? Laureles a Eduardo por hacerse oír...que vivan los medianos y que viva la independencia y las hostias a dos bandas...bueno no, esto no :P

      Eliminar
  8. Uf!!! Que entrada!!! La verdad que me da a que pensar... yo soy hija unica, pero tengo a tres tortuguitas... muchas veces pienso que hice mal en buscar a la tercera, porque perjudique a la que es ahora mediana... A veces pienso que le quiero dar mas para que no se sienta mal siendo la mediana... Ahora es pequeña, no sé si se da cuenta de lo que le supone a ella ser mediana, pero lo que si es cierto, es que yo me como mucho la cabeza por ella, para que no sufra ese puesto que no ha elegido... Leyendote a ti, me ha entrado mas tristeza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿En serio piensas eso?? Yo no culpo a mi madre (jaja, lo que le faltaba a la pobre), simplemente, creo, es cuestión de supervivencia...y esto curte, te lo aseguro, pero para nada es una experiencia negativa...es que soy una "dexagerá"...no te sientas culpable mujer.

      Eliminar
  9. Sin duda "lo más peor del mundo mundial" es ser la mayor
    Qué poco inspitado estoy, ya ni comentar con un mínimo de gracia

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuy...ahora mismo me comunico con usted vía guasa que la noto pocha.

      Eliminar
  10. Pues te doy la razón de que es una posición difícil. En el caso de mis hijos, si la niña es la mayor y mariperfecta y el pequeño es súpercarismático, el del medio anda siempre intentando sobresalir como sea, incluso tocando las narices. Y mi hermano, el mediano, siempre es el que más guerra le ha dado a mis padres.
    Yo intento que no se note pero es cierto, ¡que os viene en el ADN! Como a mi ser la niña mimada, la pequeña de tres hermanos. ;D Besis

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Nos viene en la posición ocupada, ni ADN ni leches, jejeje....se está cumpliendo mi estadística de que los medianos somos peleones.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Uf! ¡Cómo te entiendo! Aquí otra mediana al aparato...
    En mi caso tiene un matiz, y es que soy la del medio de cinco. O sea, multiplícalo todo por dos.
    Cuánta razón tienes en lo de la independencia. Una cosa exagerada. Desde los 6 años, vamos.
    Cuando llegue el apocalipsis, los del medio sobreviviremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Madreconcarné...usted tiene carné de madre ¡¡¡¡¡Y de mediana!!!!
      A nosotros los jinetes!!!

      Eliminar
  13. Siempre, pero siempre siempre digo lo mismo. Y la gente que no es "la del medio", simplemente, no lo entiende! Siempre dicen "bah, no será para tanto" "si la que mas se hace oír eres tú, que a ti nadie te pisa..." Vamos que nadie me pisa, algo tenía que aprender una en esta dura posición ¿no?. Y es que yo también soy la del medio de 3 chicas...
    Me ha gustado mucho el post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si al final seremos l@s mejores...jeje y los más sufridos también.
      ¡Que vivan "los del medio"!!

      Eliminar