2 de enero de 2013

La cabalgata


...Sí, hace ya muuuuchos años, unos Reyes Magos oriundos de Oriente, llegaron a un pesebre guiados por una estrella que los dirigió a lo largo de todo su largo camino...de ahí a cómo ha derivado esto en roscón y cabalgata sólo hay que aplicarle años de por medio y la mente humana.

El año nuevo comienza y con él los buenos deseos para hacer de este año, que de entrada pinta feo para cualquier supersticioso o entendido en economía doméstica, un año llevadero.

Para aliento de nuestro hígado y estómagos con fatiguita de tanto polvorón y moscatel, solo queda una fiesta. Pero atención, oh padre empachado, la que queda es la madre de las fiestas y requiere entrenamiento y una buena dosis de sal de frutas.

Para empezar, sé precavido. No dejes para comprar mañana lo que puedas encargar hoy. O lo que viene siendo lo mismo, no te esperes a la mañana del 5 para buscar el regalo perfecto, porque lo habrán vendido.

De ti, oh madre amante de la buena cocina y de la bollería fina, que has conseguido varios kilos de más gracias a la bandeja de dulces navideños que de forma estratégica has colocado en la mesita del recibidor para que a cada pase le marques estocada y cortes turrón y alfajor dignos de paseíllo y salida por puerta grande (por la pequeña ya no coges) no se espera que amases roscón, déjalo para los expertos y ríndete a otros menesteres.

La elección en la compra de roscón es una tarea que no debes descuidar. El roscón además de bueno tiene que tener regalitos, y cuanto más mejor. Así evitarás comerte tres trozos de roscón en busca del tropezón en forma de colgante-cisne de plástico, que será feo, pero qué ilusión da encontrarlo...y ardor.

El corte del roscón debería estar normalizado con unas pautas severas de comportamiento cívico en las que como norma fundamental se prohíba el corte aleatorio hasta encontrar obstáculo. El roscón se dividirá en tantas porciones como comensales presentes y su corte estará regido por una medida y proporción de caloría y miga idéntica, sin más intenciones...ocultas.

Antes y como excusa a tan calórica actividad, usted habrá perdido parte de su turronosa masa manejando sobre sus hombros a una niña de 22 kilos. Sí. En la cabalgata hay gente. Alta. Y siempre los tendrás delante.

Este día, en este momento y sólo en él, amarás a la crisis que ha reducido la cabalgata a la mitad, porque, en esa hora de desfile llevarás sobre tus hombros a tu retoña en los momentos críticos, léase, pase de Melchor, pase de Gaspar y pase de Baltasar y eso no hay flojo que lo aguante.

Querido padre novel y primerizo en estas lides, si tu última cabalgata la disfrutaste de mozuelo, en esta nueva etapa aprenderás a:

-Esquivar con un leve movimiento de cintura los caramelos metralleados sin compasión por los pajes de sus majestades ya que tus manos estarán ocupadas protegiendo piezas dentales de tus pequeñas.
-Lanzarte en croqueta bajo las piernas del respetable a por un par de caramelos para tus niñas.
-Comprobar que aunque llegues antes, la hábil mano de un infante te quitará de tus viejos dedos el trofeo en forma de palote.
-Sacar la legua y poner tu gesto-gollum al ladronzuelo de dulces, mi tessooooroooo Smigol.
-Levantar los brazos a lo Iker esperando parar una gominola. No te engañes, ni tienes caza mariposas por manos ni serás la más alta de tu zona.
-Alquilar sillas para el próximo año.

No me queda más que desearte la mayor de las suertes y recomendarte que seas prudente en la ingesta de roscón, el día 7 y sucesivos te lo agradecerán.









25 comentarios:

  1. Jajaja, toda la razón, yo el año pasado acabé con la espalda fatal, y eso que mi Tenedor, era de unos 11 kilos. Este año por fortuna, cae en sábado, y ya tengo al Don, para que haga músculos con su pequeño a cuestas.
    Yo paso de roscón, por suerte, es de lo poco que no me gusta,, pero con todo lo que ya he comido, no es mucho lo que me ahorro.
    Este año, voy algo justa con algún regalo, espero no tener que salir corriendo, y ser la típica de las 22horas el día 5.

    Felices y descansados Reyes, y a por el 2013, espero, que compartido juntas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre voy acompañada...pero son dos, no me queda otra.
      ¿No te gusta el roscón? Qué suerte, a mi me encanta mojarlo en chocokate o en café...

      Eliminar
  2. Jajajjajaja! ay madre, según te leía me veía a mí misma el año pasado, y el anterior, haciendo uso de mis codos para abrirme hueco y que no se me colaran las madres/padres poco solidarios, nos ponemos muy burros pa las cosas de los niños...en fin, loca por que pase ya, se me quedan los pies helaos y se me duerme el dedo pequeñín, un horror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy toda la razón, lo peor es el comportamiento de más de un adulto...y muchos además que acuden por matar el rato...

      Eliminar
  3. Jajajaja! El año pasado Mr. X se encargó de llevar al churumbel a la Cabalgata, este año ya veremos qué ocurre, pero paporsi tomo nota de tus recomendaciones...Ayyy, qué miedito! :)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedito del bueno...y llevadero si hace buen tiempo...porque como haga frío, telita...

      Eliminar
  4. Jajajaja. De pequeña creo que sólo fui una vez. No es que me entusiasmara mucho eso de andar pasando frío (yo era comodona desde la más tierna infancia). Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi de pequeña no me llevaron nunca, las veía por la tele...por eso no quiero que se pierdan ninguna mis hijas.
      Besos!!

      Eliminar
    2. Si es que yo creo que porque somos del otro lado del charco jajajaja :P ¡por eso me caes rebien ALTER! jaja

      Eliminar
    3. Y tú a mí, Desmadres de mis entretelas!!!! Qué momento Oso Amoroso, madre mía... Jajaja.

      Eliminar
  5. Desde luego es usté un pozo de sabidurida eterna. Me voy a apuntar todo el tema de la cabalgata, este año aún quizá nos libremos, y digo quizá porque creo que a los abuelos les hace más ilusión llevar a la criaturica que a nadie, pero igual les convecemos de que hace frio y no se va a enterar de ná! Pero si no me llevaré un paraguas para evitar los ladrillazos de los jodios pajes!!
    Besos y cuidadín con la espalda que no es menester que cargue tanto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí...esiy peque yo creo que el primer año que las llevé fue con dos años...y les gustó mucho.

      Eliminar
  6. Jajaja y qué razón tiene amiga mía...

    Solo un matiz. Si Sensei anda cerca de un roscón, no tenga cargo, la sorpresa le tocará a él SIEMPRE, palabrita.. y al Santo Creador pongo por testigo que no exagero ni un pelín, porque cuando digo SIEMPRE es SIEMPRE.

    Y al respecto de los caramelazos, y las manos de cazamariposas, aquí en la Capital, se estila llevar paraguas, aunque tengamos un sol radiante. Le das la vuelta, te lo colocas sobre la cabeza a modo de parabólica y asunto arreglado... (conste en acta Sr. Juez que Servidora no lo hace, pero lo ha visto hacer).

    Un besazo

    P.D.: Y nosotros no dejamos las cosas para el último día, estamos a 2 de enero, si, esta tarde nos vamos a mirar cositas, aún tenemos casi tres días por delante. :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno...a mí siempre me sale el haba, por lo que SIEMPRE lo compro yo :/

      Eliminar
  7. Supongo que vivirás por tierras más cálidas y secas. Aquí con la excusa de las lloviznas, se ha puesto de moda sacar el paraguas, aunque el sol pegue con mazo, y se abre, para ponerlo al revés al paso de los reyes y del lanzamiento de chucherías.
    Curiosamente, las personas de más edad y sin compañía infantil, son las que más utilizan esta técnica!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me habéis dejado muerta con lo del paraguas...por aquí no lo he visto, pero tiempo al tiempo...qué fuerrrrte.

      Eliminar
  8. Jajajaj que crónica más buena!!!!

    Tomaré buena nota ;).


    Alpaca se despide con:

    Cada proceso enseña algo que necesitamos aprender

    Autor: Charles Dickens


    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  9. Buenos consejos, sí :-))) Igual podrías incluir cascos, coderas y rodilleras para los más aprensivos el día de la cabalgata... :-P
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Cualquier EPI para esa tarde será un must have en la indumentaria cabalgatera ;)

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por los consejos...
    Te comento, que pasaba por aquí y desde ya, te sigo ;)
    Muchas felicidades para ti en éste 2013 que ya se inicia!.
    Un abrazo desde Chile!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!!!
      Igualmente te deseo un Feliz 2013!!!!!!

      Eliminar
  12. Querida para mi el 13 es de buena suerte así que me da igual que el mundo se declare en crisis yo me declaro en FELICIDAD PERPETUA jajaja...

    En cuanto a la cabalgata...a ver en México siempre la vi en la televisión y no fui una niña traumada...así que podría plantearme seriamente seguir la tradición....
    eso si tendría que tener una bolsa de dulcecillo de Melchor para mi Critter y mucho carbón para la madre ¡porque pasooooooooo y sin ver!

    En fin...soy más de Papá Noel que no hace cabalgatas ni te arroja dulces para descalabrar :P

    un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desmadres, feliz año!!!!
      Te aseguro que a mi el 2012 no me fue mal y tengo muuuuchas esperanzas en el 2013 visto desde el lado personal...pero hay mucha gente que lo está pasando mal, por lo que de entrada, con pies de plomo...aunque como bien dices, intentando ver el lado positivo, que vendrá, claro que sí.
      En cuanto a la cabalgata yo la veía por la tele acompañada de un chocolate caliente y roscón y te aseguro que ni traumas ni penas tuve...que no quita que lleve a mis hijas a ver la cabalgata porque les gusta muchísimo a ellas...y porque en esta santa casa, los reyes magos son las estrellas de las navidades, Santa la estrella secundaria ;)

      Eliminar