28 de junio de 2011

Yo y mi llama.

Hola habitantes de Babia,
Hoy estoy muy básica, y ahora mismo, lo que me apetece es un buen vaso de leche y unos sobaicos. Me comía los ocho, en una sentadica, en fin... en otra vida podrá ser, en esta, me he empeñado en estar guapa y esbelta...a ver si lo consigo un día de estos.
Hay cosas que vives cuando eres pequeño, que si no sabes cerrar la herida, pueden marcarte de por vida. ¿Un ejemplo?, yo de pequeña nunca pude ver el final de Marco...¿Habrá una historia más cruel que esa?, un niño que se va en busca de su madre, solo, acompañado, menos mal, por un monico muy gracioso??, debería exigir responsabilidades morales a sus creadores, por la de pesadillas que tuve con la historia...
Y Espinete, ¿alguien salió en su sano juicio después de ver todas las tardes una sesión de ese barrio amigo?, porque para mí Espinete, era mi gurú, mi líder espiritual a seguir, yo quería vivir con unos vecinos como los de Barrio Sesamo, tener una caseta verde como la de ese animalillo rosa tan simpático, cantar y bailar ante cualquier hecho cotidiano, como por ejemplo cantar que me gusta rascarme la barriga con muchísimo interés...un erizo como yo...cuánta sabiduría y qué salero más grande, miarma. Y mi Chema?, que por él sentía yo, otra vez, un black or white, (leer anterior entrada para entender), que me daba rabia-que qué gracioso era-que qué insoportable, por Dios!!
Mi sentimiento por Don Pimpón, literalmente, era visceral, que salía, y me iba al wc directa..chico, qué aversión más tremenda, no sé si era por el pez que llevaba de bolso, o porque iba de listo el pobre diablo, pero yo no lo soportaba ni lo creía, que encima era mentiroso, que decía que era Trotamundos, pues no estaba gordo ni ná,  para decir que andaba tanto...
A los que adoraba y adoraré de por vida,  es a mi Epi y a mi Blas, qué naranja el primero y qué amarillo el segundo, que yo siempre entendí lo de los premios de la prensa gracias a ellos, Premio Naranja (Epi-gracioso-bueno), era para alguien bueno; Premio Limón (Blas- odioso- refunfuñón), era para un vinagre...
Ah!! Otro síntoma Barriosesamero, no sé contar hasta 12, sin cantar la canción del 12(1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12 dururudurududu duruduruduruduRu dududadú, (vamos, que os dejo el enlace para que lo recordéis http://www.youtube.com/watch?v=b-XOoL7LDkM)
Desde esa época, no puedo ver llover sin cantar...está lloviendo hoy el cielo está gris..., no puedo ver una llama  (por cierto, un animal muy común en las calles de Eche) sin tararear...yo y mi llama, pues llama se llama (qué juego de palabras, qué maestría verbal), no puedo mirar al cielo y no decir...es un pájaro, es un avión, no es SuperCoco, ni sé estar paradica, sin pensar sin oír en mi cerebro, maná-maná pa dudu dururu....y que siempre quise llamarme Pepa Pérez, tener un cuervo llamado Viriato y decir cuando más se me necesitara ...  Espita-gorgorita lo que se da no se quita, conviérteme en...Pepitaaa Pulgarcitaaaaa.

Creo que esto me lo tengo que tratar, sufro barriosesamitis aguda, cuánto daño madre, cuánto...

Cantamos en Babia.

2 comentarios:

  1. yo y mi llama, pues llama se llama, vamos a la clínica dental....puro surrealismo

    ResponderEliminar