24 de septiembre de 2011

Cómo ser madre-cumplebolas.

By VaportiYoli!
Mis embabia de mi vidica y mi corazón,
¿Quién dice NO a esto, en plena tarde de sábado tras una siesta?, y no se aprecia bien, pese a que mi amigo VaportiYoli! hizo la foto con un súper móvil, pero esta magdalena era la madre de las magdalenas, razón, la de MADRE, que hoy me viene al dedo, porque hoy, queridísimos amigos, hoy hay una nueva entrega de madre-post...
 Si te gusto Madre-parque o Madre-cita, no dudes en seguir leyendo el de hoy, porque por fin ha llegado.......................................(música de suspense)

MADRE-CUMPLEBOLAS 
Sí queridas, lo evitaba, lo quería retrasar pero me ha sido imposible obviar un tema TAN duro y TAN sufrido para nosotras, y no me refiero ser madre-cumplebolas-desuspropiosniños o madre-cumplebolas-deniñosdeamigas, que estos episodios no son de terror, son sólo para tomarse unos paracetamoles cuando vuelvas a casa, no, estoy hablando de madre-cumplebolas amiguitodelcole...ARGGGGGGGGHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!(a lo escenita de Psicosis).

Hay momentos en la vida que vas sorteando, esquivando o aceptando como buenamente puedes, hay cumples-café, cumple-merienda, cumple-domingo (ay qué pena, no puedo ir...), cumple-plaza, algunos llevaderos y otros no tanto, pero el cumple-temático (tema:bolas) sinceramente, me pone los pelos como escarpias. Y crea un efecto totalmente inverso en tus hijos.
Mis hijos duermen con la invitación, la guardan en su caja de los tesoros, donde guardan un trozo de galleta, la mascota de las Winx, una pieza de un collar, el palo de un Pirulo y una etiqueta de ropa. Tú, que eres una madre, eres una mega-madre-todo-por-ellos, ¿vas a quitarle esa ilusión?

Camino del matadero, digo del parque de bolas, vas interiorizando: puedo con esto y con más, son sólo tres horas y media, qué felices son...) y conforme vas acercándote, una luz cegadora provocada por un millar de focos iluminando una fachada pintada del color más fosforito jamás creado y utilizado, rematado con flores, globos y demás motivos infantiles, coloreados en tonos muy vivos (vamos, hablan si los miras directamente) provoca en tu cabeza un giro, no sé cómo explicarlo, como a un endemoniado el agua bendita, más o menos. Pero dentro de ti sale una especie de bilis que tenemos las madres que hace empujar la puerta de entrada con todas las fuerzas de tus entrañas y cual vaquero a la entrada de un Saloon, entras batiendo puertas.

Acudir a estos parques requiere tener el necesario "Máster en Protocolo de Parques de Bolas I", si no guapa, estás perdida...
Debes saber:
-Si en ese parque dan el regalito las animadoras o se lo da tu hijo:
  1. Debes marcar el regalito con el nombre de tus hijos
  2. No es menester.
-Lleva SIEMPRE unos calcetines en el bolso:

  1. Si es verano porque si no tienes que volver a casa a por ellos o pagar los del parque a precio de lencería fina.
  2. Siempre de color, ya sea invierno o verano. (Este es un truco del Máster de Protocolo, pero del II).
-Nunca olvides:
  1. Toallitas: la tarta siempre-siempre mancha.
  2. Barrita mágica apaga chichones.
  3. Un bolso MUY grande para guardarte todas las napolitanas, gusanitos, pataticas, huesitos y demás chuches (Hombre, lo han pagao y seguro que lo ponen en otro cumple -dice una madre-cumple-bolas-experta con gesto serio.
  4. Dosis de paciencia.
  5. Conversaciones de madre-cole, tipo, tendríamos que tomarnos un café, uniforme, profesora, patio, el conserje, la clase de al lado, la web del ampa, el espantoso chándal (pero que es lavao y puesto), lo bien que comen las lentejas, lo cara que está la vida...(prepáralo un día antes).
  6. Un cronómetro (pero con la cuenta hacia atrás, para que te diga lo que te falta)
  7. Dejar la dieta en casa, porque, con lo que se han gastao, cualquiera dice que no a la merendola.
  8. Una bolsita

3,2,1,0....ya ha llegado la hora, los animadores te piden que te vayas, jamás te será más placentero el  que te echen de un sitio, recoge a tus hijos, no los toques, te puedes quedar pegada al sudor-babadeotroniño-tarta que llevan asidos a su cuerpo, repite el ritual de entrada pero a la inversa, es decir, monta niño en mostrador, quita calcetines, guardalos en la bolsita herméticamente, espérate a que le den el globo de tamaño XL y por fin, vaquera, sal del Saloon cual heroína.


Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada