19 de julio de 2011

Oda al frío polar



Habitantes, ya seáis propietarios o "alquilinos" en Babia, contribuyentes de Babia, al fin y al cabo,
-¿Unas milhojicas de crema? -Si se empeñan...

El verano perjudica seriamente la salud, que yo soy más de invierno, de mantica, batica y tarde oscura. Es que en mi otra vida fui nórdica, y añoro el frío, el moco perpetuo y sentirme cobijada en mis cuatro paredes, mientras doy cortos (y no sonoros, que me da un asquillo la gente que cual oso hormiguero aspira el café, profieriendo un sonido tal que así...Ccchhhhrrruppp, ay! Churrruuuppp, ay! (suspiran porque se queman y les gusta, digo yo)) sorbos a mi café calentito.

¿Qué tiene el verano que a todos les gusta?

-Para empezar, creo que esta sería la estación ideal para estar corto de sentidos, en concreto de olfato y vista, porque casí ná lo poco que gastan en desodorante más de uno.. Debería estar prohibido, que el género masculino usara camisetas de tirantes, al más puro estilo Fiti de Los Serranos (repelús), de esos que enseñan pelambrera aunque el ala esté cerrada. Estos individuos, suelen acompañar tremenda prenda, con unas bermudas espinilleras (porque tiene ese largo, por las espinillas(de las piernas)), que digo yo, que debe ser super-fresquito llevar 1/6 de las piernas al aire, y como colofón al cojuntito, lo acompañan de sandalia ¡¡¡¡¡¡blanca!!!! (que habrá algo más hortera que un zapato blanco), y mejor no les mires los talones....(voy a cambiar de tema).
-Piscina caldosera, agua turbia a temperatura ambiente, repleta de adolescentes en plena explosión de hormonas y cuerdas vocales, niños saltando en bomba, jubilados nadadores equipados de gafas de nadar que llevan en la frente y churro para no hundirse, patosos buceadores que se impulsan bajo el agua dándote una patada donde más te duele, maridos que pierden anillos de compromiso en mitad de la piscina, patrulla de buscadores de anillos, cuatro avispas flotando, una libélula y Yolanda, intentado buscar a Wally, haciendo largos a hostiazos.
-Gracias a Dios, el temita "Canción del verano", ya no existe (o yo no lo quiero oír).
-Tema granizado de limón, que tienes mucho calor y mucha sed, y te lo pidesen tu heladería amiga. Le pegas tal trago que tiene las siguientes consecuencias:
1. Las comisuras de tus labios se expanden de tal forma, que llegan a engancharse de tus mandíbulas.
2. Esa expansión labial provoca que tu cuello marque, en un solo gesto, todos los tendones y venas.
3. El sorbo de forma inmediata congela tu dientes, garganta y cerebro.
4. Te llevas la mano a la frente para dar calor a la zona.
5. En dos sorbos y medio el vaso está lleno de hielo y nada de limón, pero tú, aún intentaras con unos sonoros churruuppp, sacar un regusto alimonado.
-Conducir al toque, esto es, cuando no puedes asirte, como el reglamento manda,  al volante de tu coche, por peligro de fundir tus palmas en el mismo, provocado por, otra consecuencia del verano...(siguiente epígrafe)
-No hay sombras, es un misterio aún sin resolver, pero en verano no se sabe qué fue de la sombra ni dónde se fue, que yo creo que está tomándose unas cervecicas, refrescándose, que hace mucho sol.
-Mal humor general, tanto calor no es bueno, lo dilata todo.
-Llevar a mi padre en coche, que cree que el techo del coche se vuela si no lo sujeta con la mano, y siempre lleva la ventanilla bajada, que en plena autovía, y entrados tifones por las ventanillas, te hace una gracia...
- Elección de lugar de vacaciones:
               Tu marido: camping, en plan agitanao, que si es de acampada libre, más guay. (Es una opción que NUNCA se ha hecho realidad, por lo surrealista que me parece, vamos...)
                Tú: playa o turismo rural, siempre en hotel, que te lo den todo hecho...
                Niños: Donde sea, pero que haya piscina caldosera (Arrrrrrggghhhhh!!!)

Nos asamos en Babia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada