5 de julio de 2011

Una de fantasmas.

Lectores de Babia,
¿De verdad os ponen unas conchas de chocolate como estas, así cortadicas (o sin cortar) y seríais capaces de resistiros? Yo no podría mantener una conversación fluida teniéndolas delante y conteniéndome, vamos, que mi diálogo sería con los dorayakis (se llama así este dulce japonés), que por qué estás tan bueno, que por qué existes y me amargas la existencia, por qué no habrán puesto algo relleno de fresa pringosa...hasta que lo cogiera, lo mordiera y volviera a la vida real.

Miedo me da abandonar mi dieta, como miedo me dan las pelis de miedo...que para eso son, pero yo las vivo de una forma muy intensa.
Veréis, sufro de empatía, tengo mucha, demasiada, que si hablo contigo y lloras yo lloro con todas mis ganas, que si ríes, yo río contigo,  que si pasas de mi yo paso el doble...Y cuando estoy viendo una peli, me meto en el personaje (por supuesto siempre en el protagonista, nunca en el secundario), y claro, en las pelis de miedo, los protas pasan miedico que te cagas, con lo cual ya sabéis...
Soy muy selectiva, y no todas las pelis que dicen que son de miedo me lo dan, atención a la siguiente clasificación:
Peli miedo-sangre: Soy el malo y vengo a cortarte en trocicos, uuuuhhhh.
Peli miedo-monstruo: Soy Allien Predator y voy a salir por tu ombligo, uuuhhhhhhhh.
Peli miedo-asesino-loco: Soy un padre responsable y cordial marido que pierdo la cabeza en un hotel, uuuhh
Peli miedo-fantasma: aaaaayyyyyyyyy!!, haaayyyy alguien ahhhhhííííííííí???(esta frase la inventó algún maestro para que la aprendiéramos a escribir)
Peli miedo-fuerzas del mal: con estas no puedo...superior a mis fuerzas.
Peli miedo-demalaquees: Mira la cartelera en el periódico, uuhhhhh.

Pues bien, a mí me gustan las pelis miedo-fantasma, que me encantan, pero tengo un problema, no puedo verlas sola, necesito a alguien para refugiarme detrás y cortarle la circulación del brazo, y, necesito verlas con mi gafa-mano ¿?, es mi mano en mi cara, pero con los dedos abiertos, para poder ver la peli, claro.

He llegado a la conclusión que soy un poco lela, porque, vamos a ver, todas las pelis avisan antes del susto, la música, el plano, las moscas de la tele, la niña que sale de esta con el pelo tapando su cara (os lo juro que no creo que haya escena que me de más miedo que esa), vamos que me acabo de volver por si acaso...
Pero ahí estoy yo, haciendo sufrir a mi corazón, que un día de estos se me va a salir por la boca con tal impulso que va a rebotar en la pantalla, y de una carambola  me lo vuelvo a tragar.

Sí, creo que es muy importante que haya niño de por medio, en forma fantasma, o de niño-amigo-fantasma, que si la peli es setentera, ayuda, que tiene que ser oscura, el niño estar pálido, que siempre haya un personaje escéptico, que haya misterio y que se resuelva al final y el fantasma se vaya tranquilo, bueno, si es una peli reciente, para hacer caja en varias, se irá tranquilo en la cuarta entrega, después de hacer la mili el fantasma del niño.

Gracias a mis miedos tengo muchas manías;
-Cuando duermo me tapo hasta la oreja (por si algún fantasma me susurra, que no lo oiga muy claro...)
-Nunca duermo de espaldas a un espacio libre, siempre espalda-pared o espalda-maridico, pero mi espalda cubierta, que no me vaya el fantasma a tocar la espalda para decirme algo, que digo yo, que qué respetuoso...
-Nunca paso por un pasillo sin encender todas las luces, no sea que el fantasma sea fosforito, por lo menos, si hay que verlo, que sea en colores neutros...
-Nunca salgo del garaje sin haber mirado a la zona oscura, y después haberme girado 180 grados en un rápido movimiento (que como un día me vuelva y vea al fantasma, le voy a pegar un susto, que si no se murió a la primera, os juro, que a la segunda lo mato).

En fin, que me han marcado mi vida cotidiana, uy, qué miedico, tienes un señor de negro y sombrero justo detrás de ti mientras lees esto....aaaayyyyyyy, qué miedo!!!!!!!!!!!!!!!

Nos vemos, en ocasiones, en Baaaaaabiaaaaaaaa.
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada