27 de octubre de 2011

GRACIAS.

By Yolandica
Las tenía guardadas, para una ocasión especial, bueno, pues aquí está. Ningún dulce me enloquece más que una galletas de coco (ahora las llaman Boer), pues encantada, para mí serán siempre mis galleticas de coco. Me las como de tres formas, y las tres formas me gustan, con lo cual, de un golpe, me como tres:
-A bocados.
-Le quito el barquillo, chupo la crema de coco, le quito el barquillo, chupo la crema de coco... y así sucesivamente.
-Mojadas en el café con leche.
Hoy se puede poner una canción de fondo (que no me gusta por cierto), pero es la que me sale de mis adentros, es Gracias de Tamara (os podéis descojonar), sí, la que escucha Nirvana a las 7:30 AM en el coche para despertarse es la que está recomendando la cancioncica (pues que sepáis que lloro en las bodas y como SIEMPRE la ponen en el momento tarta u otro en el que se llore, soy de las que se les hace nudo en la garganta y no puedo hablar, y si hablo me salen las lágrimas, me tiembla la voz y digo: Qué tonta soy, me he emocionao.) Pues eso, para todos los que perdéis unos momentillos en leer mis tonterías, GRACIAS.

El temica de hoy no levanta ampollas ni descubre America (como en general los temas que trato)hoy voy a hablar de un vulgar y cotidiano día de un gran padre/ madre:

Por regla general, la gran madre se levanta antes que el gran padre, porque la gran-madre usa despertador y el gran-padre usa el gritopelao (de la gran-madre, por supuesto).
Tras ducharse, ponerse los ojos, y pasar por chapa y pintura, la gran madre se dispone a desayunar un  delicioso y humeante café, mientras prepara los almuerzos de las cachorricas, prepara uniformes, busca el calcetín que le falta entre la ropa limpia, limpia los zapatos y plancha los babis que la noche anterior puso a secar, total, que  se toma un sorbete helado de café con leche.
Cuando entra a despertar a sus niñas se da cuenta que el Gran-padre se ha dado la vuelta y está roncando la 8ª Sinfonía de Beethoven y sin ningún tipo de miramientos, interrumpo con un dedicado, seco y directo rugido que lo hace ponerse en pie de un salto, a él y posiblemente al vecino del segundo y del tercero...
Polifacética que es una, pasa del rugido-al-maromo al despertar más amoroso y delicado a sus cachorricos en un solo instante. Cinco minutos de achuchones y besos con mis cariñicos.
Tras esto pienso que la ropa que llevo no me gusta y decido cambiarme a última hora, cuando miro el reloj me doy cuenta que tenía que haber salido hace ya diez minutos, cuando salgo, loca y ciega de la prisa, voy dando besos, peinando a la vez que voy poniendo diademas.
Al Gran-padre, de naturaleza más tranquila, lo tiene todo preparado para dejar a sus retoños en el cole, y tras quitarse la diadema que la loca le ha puesto en la cabeza, pone lo que la Gran-madre dispone, y lo que no haya dispuesto, pues no se pone y punto, si no he podido limpiar zapatos-no se limpian, si no he podido poner almuerzo-pues no se almuerza, si no he dejado calcetines-pues me llama al trabajo para que le diga dónde están (que más de una vez he estado tentada a salir por el auricular y hacer algo, te lo juro que lo he pensado...)
Si el día lleva consigo reunión del cole al mediodía, será la leche, a la bonita hora de las 13.30,  los dos profes de mis hijas pondrán SIEMPRE la reunión, mismo día-misma hora, y yo que soy obediente y eficaz, me parto en dos con una katana y cada mitad mía entra a una reunión. La mitad derecha se sorprende cuando ve que un padre, un SUPERMEGA-Padre toma apuntes en la reunión, "Maldita sea -pienso- seguro que saca nota en el examen de padres..." la otra mitad izquierda fulmina con la mirada a la GRANHIPERMEGA-madre, que lleva apuntada en una graciosa agenda unas cuantas preguntas tipo, cual de todas delata más a la imbécil que pregunta, pero es que interrumpir una reunión con preguntas como:
-El jueves puedo poner un bocadillo de nocilla a mi niño? (¡¡¡¡el jueves es el día de la fruta!!!!)
-¿Se porta bien mi Paulo? (¿Por qué no se lo preguntas en una tutoría, guapica????)
-¿Por qué el cielo está gris y estoy muy triste..? (La cabeza levaaaanto y diiiigo así...)

(Todos en pie!!) EL SOL BRILLARÁ MAÑANA....

Cuando llego a casa como y después recojo la cocina (mi marido cocina- yo limpio). Me da tiempo a tomar un reposado café (caliente) y empiezo otra vez la locura.
Recoge niños, agradable tarde-parque (Yuju!!!) con agradables-conversaciones con madres-parques amenizado por el gran concurso madre-julipán.
Sube a casa, prepara la bañera e introduce en ella a esas masas de tierra con diadema que has recogido del cole y que aseguraban ser tus hijas, haz dos prelavados y tres aclarados, vende al ceramista de la esquina la arcilla que has sacado de la bañera y a la Conselleria de Costas la arena de los zapatos de tus hijas, y saca un sobresueldo, hija mía, que la vida está muy mala.
Tras esto seca dos cabezas y prepara cena, que pocas veces te agradecerán, recoge mesa, prepara vasos de leche, ordena baños (idea, si no barro los aseos puedo dejar caer unas semillas de habas,  (me han dicho que ahora es momento de siembra) que con la de tierra que hay os aseguro que se agarran), pon los uniformes en la lavadora, prepara cena...mejor no cenas, tomas un yogur-activo, es rápido, no ensucia, te hace ir de buen humor por las mañanas y encima no te engorda... y llega el momento, acuesta a las bestias.
Aquí, en este momento es cuando debería ponerme a preparar para el día siguiente, pero si una canción me define bien es esta...

MAÑANA, MAÑANA, TE QUIERO, PUES ERES UN DÍA MÁS

Nos leemos,

EN BABIA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada